26 mai 2009

Noche de verano en mayo

Seguro que con este bochorno iba a llover. Hubiera debido saberlo y llevarme el paragua. No fue lluvia sino chaparrón, tormenta como en verano. No os preocupéis que estoy escribiendo con el portátil. Lu me invitó a su exposición de fotos en el Bukowski en Malasaña. Al llegar, el bar fue tal como me lo imaginaba: un bar bukowski, y la tarde se pasó en el mismo ambiento. Lu tomando fotos, Ai y J escribiendo, los camareros participaron a todos, tenía la impresión de que pertenecía a este grupito, conocía a casi nadie pero daba igual. J me preguntó si era francesa contesté que sí, ¿a qué se nota? pregunté, "eres algo mas tímida no sé, pero eres mona"dijo acariciándome la cabeza como si fuera una niña. Eso, tenía un poco la impresión de ser la hermanita de todos. La lluvia nos pilló cuando salimos yo y Ai a coger el último tren, en el camino tuvimos la suerte de encontrar un paragua, completamente destrozado, pero que protegía algo, mejor que nada, "mola el paragua" nos dijeron la gente bebiendo cervezas al lado de las puertas de los bares, mirando la lluvia cayendo. En cuatro caminos me despedí de Ai, afónica.

Me voy a la cama, dejando la ventana abierta pero con los postigos cerrados. Así oiré la lluvia, así, me mecerá. Así, me dormiré.

Posté par diario de madrid à 01:06 - Commentaires [0] - Permalien [#]


Commentaires sur Noche de verano en mayo

Nouveau commentaire